Cómo aliviar el dolor de cuello

El dolor de cuello o dolor cervical es una condición común, se estima que 35 % de la población sufrirá en algún momento de esta molestia. Ese dolor se caracteriza por una molestia en cualquier zona del cuello, ya sean los músculos, las vértebras, las articulaciones, los ligamentos o los nervios. 

Los golpes o traumatismos, las malas posturas que generan tensión muscular, el exceso de estrés o el desgaste de las articulaciones son algunas de las causas frecuentes de esta molestia. En este artículo te explicamos cómo aliviar el dolor de cuello o tortícolis, así como las recomendaciones para evitar que se repita con frecuencia.

Consejos para aliviar el dolor de cuello en casa

El dolor en las cervicales o en los músculos de la zona suele ser producido por la sobrecarga o la tensión muscular debida a malas posturas durante el día, episodios de estrés o movimientos repetitivos.

Todos estos factores desembocan en molestias y afecciones como la tortícolis, que es una contracción muscular prolongada que provoca dolor e imposibilita el movimiento del cuello. Ante esta situación, es normal que te preguntes qué es bueno para el dolor de cuello y cuál es la mejor forma de disminuir las molestias.

Aunque la duda es oportuna, es importante que sepas que debes visitar al médico cuando el dolor se produce después de un accidente o golpe, cuando es frecuente o crónico o si sufres de patologías como hernias y tienes dolor en las cervicales. Todos estos casos requieren una revisión médica detallada.

En cambio, cuando el dolor es esporádico o se relaciona con una sobrecarga puntual, puedes seguir algunos consejos para aliviarlo en casa:

Coloca una compresa caliente

El calor alivia la tensión y relaja la musculatura debido a su efecto vasodilatador. Para aplicarlo puedes calentar una toalla o una compresa de gel en el microondas y ponerla sobre el cuello envuelta en otra toalla, para evitar quemaduras.

Aplícala durante 20 minutos y repite 3 o 4 veces al día si es posible.

Toma una ducha o baño caliente para aliviar la tensión 

Relájate un rato en el agua caliente de la bañera u orienta el chorro de agua de la ducha sobre el cuello durante unos 10-15 minutos. Este simple hábito puede ayudarte a disminuir la tensión en la zona y prevenir futuras molestias, por lo que, si en tu día a día sufres estrés, conviene llevarlo a cabo de vez en cuando.

Mantén una buena postura y evita movimientos repetitivos con el cuello

Si detectas que tu postura corporal es incorrecta, conviene corregirla. Si pasas mucho tiempo frente al ordenador, asegúrate de mantener una postura correcta acercándote a la mesa, con el ordenador a la altura de tus ojos, con la espalda adecuadamente apoyada en el respaldo y evitando sentarte en el borde de la silla. Mantén la espalda recta y cambia de postura con frecuencia.

Date un masaje en la zona para reducir las molestias

Los masajeas en la zona pueden ayudar a disminuir la tensión acumulada y aliviar el dolor de cuello especialmente si acudes a un buen especialista.

Duerme con una almohada adecuada

Las almohadas altas aumentan las molestias, por lo que es oportuno elegir una que se adecue a tu cuello.

Evita los movimientos bruscos

Cuando estires tus brazos, cargues peso o realices cualquier movimiento relacionado con el cuello, procura hacerlo sin prisas y con cuidado para evitar un movimiento rápido que sobrecargue la zona o lesione el músculo.

Evita cargar objetos pesados

No cargues cajas, mochilas y bolsos muy pesados. Si tienes dolor de cervicales o tortícolis lo mejor para moverlos es usar una carretilla o, si no son demasiado pesados, cogerlos correctamente y sin forzar las cervicales.

Practica alguna actividad que te ayude a reducir el estrés

Realizar deporte es una gran forma de reducir la tensión en el día a día, disminuyendo la posibilidad de que se acumule estrés en la zona del cuello. Ejercítate con frecuencia o practica ejercicios de relajación o terapéuticos. Para hacerlos bien te recomendamos consultar a un médico o fisioterapeuta.

Aplica un analgésico local en el cuello

Existen analgésicos de acción local para ayudar a combatir el dolor y las molestias de forma eficaz. Tu farmacéutico podrá aconsejarte sobre los diferentes medicamentos para aliviar el dolor de cuello, que van desde analgésicos orales de venta libre, hasta analgésicos tópicos de aplicación local, como Reflex Spray.

Reflex Spray se aplica directamente sobre la piel y proporciona alivio al dolor de cuello producido por dolores musculares o tortícolis. Sus componentes se absorben rápidamente a través de la piel, aliviando las molestias efectivamente. Reflex está indicado para adultos y niños a partir de 12 años para el alivio del dolor de los músculos y articulaciones. Si tras 7 días de tratamiento lo síntomas no mejoran o empeoran, deberás consultar a tu médico.

¿Cuándo visitar al médico?

Si, a pesar de seguir las indicaciones, el dolor no remite en 7 días, se intensifica o hay otros síntomas es recomendable acudir al médico.

Del mismo modo, acude a un especialista si ha surgido el dolor de cervicales como resultado de un traumatismo.

Cómo prevenir el dolor de cuello

Si quieres saber cómo evitar el dolor de cuello, estas son nuestras recomendaciones:

  • Cuida tu postura siempre, pero sobre todo estando sentado y al dormir.
  • Sujeta las cargas cerca de tu cuerpo y álzalas con las rodillas flexionadas y la espalda recta para evitar lesiones en el cuello y cervicales.
  • Realiza regularmente ejercicios y estiramientos aconsejados por un profesional.

 

Reflex Spray solución para pulverización cutánea es un medicamento de Reckitt Benckiser Healthcare, S.A. Lea las instrucciones de este medicamento y consulte al farmacéutico. No aplicar antes de los 12 años, ni sobre heridas ni mucosas.

 

Fuentes: 

- Un paciente con dolor cervical. E. Mendoza Fernández. Publicado en Elsevier.